El servicio de cirugía cardiaca de la red de hospitales privados de Canarias Hospiten, dirigido por Rafael Llorens, ha comunicado los dos primeros casos europeos, fuera de los ensayos clínicos, de sutura mecánica en cirugía coronaria. Esto permite la realización de bypass coronario sin circulación extracorpórea (el corazón no deja de latir durante la intervención) y mediante incisiones mínimas. Según comunicó el grupo Hospiten, los dos casos registrados a principio de junio corresponden a dos intervenciones de bypass coronario (un puente entre la coronaria y la arteria aorta) en las que la anastomosis o empalme coronario distal se realizó con un dispositivo mecánico, denominado C-Port. Éstas se realizaron sin circulación extracorpórea.

La ventaja de este avance consiste en la reducción a menos de un minuto del proceso de sutura del injerto a la arteria coronaria para asegurar un nuevo flujo de sangre hacia el corazón. Con la técnica tradicional, la sutura se realizaba durante un periodo de tiempo que oscilaba entre 6 y 10 minutos, con la arteria coronaria cerrada. La utilización del aparato denominado C-Port permite una sutura discontinua con grapas de acero inoxidable, mientras que la técnica habitual se realiza con hilo de sutura de forma continua.La sutura mecánica da mayor elasticidad y reduce el riesgo de estrechez del empalme

La primera operación de estas características se efectuó el viernes 4 de junio en Hospiten Rambla de Santa Cruz de Tenerife, en una paciente de 67 años ingresada por una angina que resultó tener una arteria coronaria completamente obstruida y otras dos con estenosis significativas, informó un portavoz de la red hospitalaria. Además de la ventaja de reducción del tiempo de sutura, el equipo de Llorens destaca que esta nueva sutura discontinua “proporciona mayor elasticidad y reduce hasta el mínimo el riesgo de estenosis o estrechez en la unión del bypass con la arteria coronaria”.

El segundo registro de sutura mecánica se produjo el 7 de junio en el mismo hospital. En este enfermo, además de emplear el C-Port, se realizó la unión del injerto a la aorta con otro tipo de sutura mecánica llamado Pas-Port. Con esta técnica “se evita el pinzamiento parcial de la aorta, que puede llevar al desprendimiento de placas al cerebro, además de ganar en rapidez y eficacia”.

Las operaciones sin circulación extracorpórea repercuten en un tiempo más corto de recuperación del paciente y menor agresividad de la intervención. Además de este avance, las dos intervenciones aplicaron cirugía mínimamente invasiva que, con pequeñas incisiones, permite solucionar patologías cardiacas relacionadas con las válvulas del corazón y bypass coronarios, y mejoran la calidad de vida del paciente.

Al tratarse de una técnica menos agresiva, se reduce el tiempo de estancia en UVI a poco más de 24 horas y se obtiene el alta en menos de seis días.

Al grupo Hospiten también está adscrita una unidad de aorta que evalúa la mejor solución para cada caso concreto. El equipo está dirigido por Rafael Llorens León y Manuel Maynar Moliner.

Fuente original: El País

Tags:
0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

©2020 

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?