¿QUÉ ES LA OZONOTERAPIA?

Es la aplicación de ozono médico (O2O3) mediante mínimas punciones o aplicación directa con fines terapéuticos para mejorar el funcionamiento de órganos y tejidos, tratando múltiples enfermedades, entre las cuales destaca su aplicación en pacientes con Pie Diabético.

¿QUÉ ES EL OZONO?

El ozono (O3) es un gas inestable, que está formado por 3 átomos de oxígeno (O). El ozono atmosférico se encuentra en estado puro en diferentes concentraciones entre los 10 y los 40 Km. sobre el nivel del mar, siendo su concentración más alta alrededor de los 25 Km. (Ozonosfera), es decir en la estratosfera.

Actúa en la atmósfera como depurador del aire y sobre todo como filtro de los rayos ultravioletas procedentes del Sol. Sin ese filtro la existencia de vida en la Tierra sería del todo imposible, de ahí la gran importancia de la llamada “Capa de Ozono”. El ozono en su forma natural es un gas de color azul y de un olor picante muy característico. El color azul del cielo es debido precisamente a la presencia de este gas.

El ozono médico es una mezcla de un 5% de ozono como máximo y un 95% de oxígeno que fue usado por primera vez en medicina durante la primera Guerra Mundial para la limpieza y desinfección de las heridas.

HISTORIA DEL OZONO

El ozono fue descubierto en 1785 por el físico holandés Martinus Van Marum (1850-1937) al percibir un olor peculiar que se generaba cerca de las máquina electroestáticas.

Pero no fue hasta mayo de 1840 que el químico alemán Cristian Friedrich Schonbein (1799-1868) lo sintetiza y descubre sus principales propiedades químicas.

En 1857 el químico alemán Werner Von Siemens pudo construir el primer generador de Ozono utilizado con fines médicos. Wemer Von Siemens construye el primer tubo de inducción superior, con el cual Kleinmann realizó los primeros ensayos para la destrucción de microrganismos y la primera insuflación del gas en animales y humanos. En 1870, el médico alemán Lender realizó la primera publicación sobre efectos biológicos prácticos, referidos a la desinfección de aguas. El descubrimiento de las propiedades antimicrobianas del ozono revolucionó la medicina de la época, faltaban aún 70 años para la aparición de la penicilina. Es decir, aparece el primer informe sobre ozone como purificador de la sangre.

El médico berlinés Wolf lo empezó a aplicar en heridas sépticas de guerra (abcesos) en la I Guerra Mundial y observó una mejor cicatrización en las heridas tratadas con ozono, consiguiendo una rápida desinfección. Posteriormente, Payr presentó sus trabajos sobre los efectos cicatrizantes del ozono en el Congreso de la Sociedad de Cirugía de Berlín en 1935. Y Auborg incluyó la ozonoterapia por medio de insuflaciones rectales (a través del ano), para el tratamiento de infecciones vesicales y en patología intestinal. Fue este autor quien descubrió el aumento del potencial oxidativo de la sangre, lo cual fue corroborado por los doctores Wening y Albergs, posteriormente.

Así llegamos a los años 50 del siglo XX, cuando Haüsler inventó un aparato que permitía la dosificación del gas, lo cual fue de gran importancia, fundándose en 1972 la Sociedad Médica Germana de Ozonoterapia que empezó a ser muy activa.

Hoy, después de más de 125 años de uso, el ozono es un tratamiento de reconocida utilidad en países como:

Alemania, Francia, España, Italia, Rusia, Rumanía, República Checa, Brasil, Argentina, Polonia, Hungría, Bulgaria, Serbia, Croacia, Eslovenia, Israel, Cuba, Japón, Singapur Mexico, 4 provincias canadienses, China y en catorce estados de EE.UU.

El ozono ha sido finalmente reconocido por la comunidad científica internacional como uno de los más poderosos oxidantes de la naturaleza.

¿CÓMO SE PRODUCE EL OZONO MÉDICO?

El ozono médico, no se puede adquirir en el mercado ya que no se puede almacenar ni transportar, por lo que debe ser producido en el momento que se va a utilizar mediante un aparato denominado Generador de ozono médico.

Hay diferentes tipos de modelos con diferentes utilidades.

¿QUÉ PROPIEDADES TIENE EL OZONO?

El ozono médico tiene varias propiedades:

  • Antisépticas (es uno de los más potentes germicidas, actuando frente a hongos, bacterias y virus).
  • Analgésicas y antiinflamatorias, modulando y estimulando al sistema inmunológico.
  • Además mejora la circulación periférica y la oxigenación tisular debido a que favorece la cesión de O2 por parte de la hemoglobina.

¿PARA QUÉ SE UTILIZA EL OZONO?

El ozono resulta útil en una amplio número de patologías, solo o como tratamiento complementario. Puede ser aplicado en:

a) RETARDOS EN LA CICATRIZACIÓN:

Debido a lesiones post-traumáticas (caídas, accidentes) o heridas post- quirúrgicas (suturas que no terminan de cicatrizar), post radiación.

b) ÚLCERAS POR TRASTORNOS CIRCULATORIOS:

  • Úlceras venosas
  • Úlceras arteriales.
  • Úlceras por presión también llamadas úlceras por decúbito.

c) ARTERIOESCLEROSIS:

La arterioesclerosis es una enfermedad que afecta a todas las arterias del cuerpo. Una de sus principales manifestaciones es la disminución del calibre de los vasos, disminuyendo asi el aporte de oxigeno.

d) FRIBROMIALGIA REUMÁTICA:

Es un tipo de reumatismo articular caracterizado por dolor crónico de los músculos, ligamentos y tendones, fatiga, alteraciones del sueño y jaqueca. La ozonoterapia constituye una alternativa en el tratamiento de esta enfermedad. La administración de pequeñas cantidades de ozono en los puntos de dolor tiene un efecto analgésico.

e) HERNIAS DISCALES:

En la hernia de disco parte del disco intervertebral (núcleo pulposo) se desplaza hacia la raíz nerviosa, la presiona y produce lesiones neurológicas derivadas de esta presión. Las primeras medidas para tratar una hernia de disco son conservadoras, con reposo, analgésicos, antiinflamatorios, fisioterapia, etc. Cuando no hay repuesta a este tratamiento, la ozonoterapia discal estaría indicada.

f) PATOLOGÍA OSTEOARTICULAR:

Debido a su gran poder antiinflamatorio y analgésico, el ozono ha resultado ser de gran utilidad en dolores articulares.

¿CÓMO SE APLICA?

Las concentraciones y modo de aplicación varían enormemente en función del problema a tratar, ya que la concentración de ozono determina el tipo de efecto biológico que produce y el modo de aplicación marca el sitio de acción en el organismo.

VÍA ENDOVENOSA:

Mediante una punción de una vena del brazo, se mezcla en un circuito cerrado y estéril la sangre del paciente con el ozono a una concentración determinada y se vuelve a introducir, distribuyéndose por todo el sistema circulatorio, logrando su efectos beneficiosos a nivel sistémico, aportando a los tejidos gran cantidad de oxígeno.

LOCAL:

Mediante la aplicación de una campana de vidrio o una bolsa de plástico que rodea la zona a tratar. Se introduce en el interior de la bolsa una cantidad constante de la mezcla de ozono/oxígeno en diferentes concentraciones.

POR INYECCIONES SUBCUTÁNEAS, INTRAMUSCULARES O INTRAARTICULARES:

Consiste en inyectar, mediante la infiltración, pequeñas cantidades de la mezcla ozono/oxigeno directamente en la zona a tratar.

¿PUEDE SER APLICADO A CUALQUIER PERSONA?

El ozono NO presenta efectos secundarios de ningún tipo, sin embargo existen algunas situaciones en las que su uso está restringido como ser el favismo, el hipertiroidismo con nódulos activos, discrasias sanguíneas severas, intoxicación alcohólica aguda, infarto cardiaco agudo y el embarazo<.

¿QUÉ OFRECE LA UNIDAD DE OZONOTERAPIA DEL CDyTE?

La Unidad de Ozonoterapia ofrece diferentes tratamientos basados en la aplicación de una mezcla de ozono/oxígeno para diversas patologías, siendo ésta una técnica que ofrece múltiples ventajas, entre las cuales destaca ser un método seguro, natural, ambulatorio y que ofrece la posibilidad de repetir los ciclos de tratamientos según la necesidad de cada paciente.

Hable con su médico, colaboramos con él.

©2019 

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?