Los cuidados paliativos son una modalidad asistencial que surge en los años 60s en Inglaterra y a finales de los 80s en España, que tiene por objetivo la atención a pacientes en situación avanzada o terminal. Es decir, en aquellos casos en los que se han agotado las posibilidades terapéuticas disponibles.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) adoptó, en un documento clave para el desarrollo de los cuidados paliativos publicado en 1990, la definición propuesta por la Asociación Europea de Cuidados Paliativos como:

El cuidado total activo de los pacientes cuya enfermedad no responde a tratamiento curativo. El control del dolor y de otros síntomas y de problemas psicológicos, sociales y espirituales es primordial.

Destacaba que los cuidados paliativos no debían limitarse a los últimos días de vida, sino aplicarse progresivamente a medida que avanza la enfermedad y en función de las necesidades de pacientes y familias.

Posteriormente, la OMS ha ampliado la definición de cuidados paliativos:

Enfoque que mejora la calidad de vida de pacientes y familias que se enfrentan a los problemas asociados con enfermedades amenazantes para la vida, a través de la prevención y alivio del sufrimiento por medio de la identificación temprana e impecable evaluación y tratamiento del dolor y otros problemas, físicos, psicológicos y espirituales.

La definición se completa con los siguientes principios sobre los cuidados paliativos:

  • Proporcionan alivio del dolor y otros síntomas.
  • Afirman la vida y consideran la muerte como un proceso normal.
  • No intentan ni acelerar ni retrasar la muerte.
  • Integran los aspectos espirituales y psicológicos del cuidado del paciente.
  • Ofrecen un sistema de soporte para ayudar a los pacientes a vivir tan activamente como sea posible hasta la muerte.
  • Ofrecen un sistema de soporte para ayudar a la familia a adaptarse durante la enfermedad del paciente y en el duelo.
  • Utilizan una aproximación de equipo para responder a las necesidades de los pacientes y sus familias, incluyendo soporte emocional en el duelo, cuando esté indicado.
  • Mejoran la calidad de vida y pueden también influenciar positivamente en el curso de la enfermedad.

Son aplicables de forma precoz en el curso de la enfermedad, en conjunción con otros tratamientos que pueden prolongar la vida, tales como quimioterapia o radioterapia, e incluyen aquellas investigaciones necesarias para comprender mejor y manejar situaciones clínicas complejas.

“Estrategía Nacional de Cuidados Paliativos del Sistema Nacional de Salud”

Sanidad 2007. Ministerio de Sanidad y Consumo

[fusion_builder_container hundred_percent=”yes” overflow=”visible”][fusion_builder_row][fusion_builder_column type=”1_1″ background_position=”left top” background_color=”” border_size=”” border_color=”” border_style=”solid” spacing=”yes” background_image=”” background_repeat=”no-repeat” padding=”” margin_top=”0px” margin_bottom=”0px” class=”” id=”” animation_type=”” animation_speed=”0.3″ animation_direction=”left” hide_on_mobile=”no” center_content=”no” min_height=”none”][audio:http://www.ivoox.com/entrevista-al-dr-marcos-gomez-sancho_md_942100_1.mp3|titles=Entrevista Marcos Gómez|artists=Activos en Salud] Descargar

Entrevista concedida a Activos en Salud de Marcos Gómez Sancho, Director de la Unidad de Medicina Paliativa del Hospital Universitario de Gran Canaria Doctor Negrín acerca de los cuidados paliativos.[/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]

©2019 

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?