El aparato cardiovascular tiene la función de conducir la sangre a todos los tejidos del organismo, para que las células obtengan el oxígeno y los nutrientes que requieren para mantener su actividad. Los órganos que integran el aparato cardiovascular están conectados entre sí formando un sistema:

  • El corazón: actúa como una bomba encargada de generar el impulso que necesita a sangre para desplazarse por el cuerpo.
  • Los vasos sanguíneos son conductos, más o menos elásticos, que llevan la sangre en su interior. Si el corazón es el motor, los vasos sanguíneos representarían la carretera. Entre los vasos sanguíneos se encuentran las arterias, que conducen la sangre desde el corazón hacia los tejidos; los capilares, finos conductos en los que se efectúa el intercambio de sustancias entre la sangre y los tejidos; y las venas, que reconducen la sangre hacia el corazón.

También se suele incluir el subsistema linfático, un conjunto de órganos cuya función es transportar hacia la circulación sanguínea la linfa, un líquido compuesto por las impurezas y el exceso de agua que se genera en los tejidos.

[fusion_builder_container hundred_percent=”yes” overflow=”visible”][fusion_builder_row][fusion_builder_column type=”1_1″ background_position=”left top” background_color=”” border_size=”” border_color=”” border_style=”solid” spacing=”yes” background_image=”” background_repeat=”no-repeat” padding=”” margin_top=”0px” margin_bottom=”0px” class=”” id=”” animation_type=”” animation_speed=”0.3″ animation_direction=”left” hide_on_mobile=”no” center_content=”no” min_height=”none”]
Aparato Cardiovascular

Aparato Cardiovascular

[/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]

©2019 

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?