Paciente francés de 66 años tratado de oclusión de un bypass fémoro-poplíteo (pierna) por el equipo médico del CDyTE, que le realizó una fibrinolisis y una angioplastia en segunda instancia. Horas antes de su alta, nos concedió la siguiente entrevista en su idioma natal que transcribimos más abajo.

ENTREVISTA

Isabel Hollstein (I): Muchas gracias por su colaboración. Como le hemos explicado, nuestro portal web trata sobre educación para pacientes, con información sobre patologías y demás. Entonces, cuéntenos un poco: ¿por qué vino a Tenerife?

Paciente (P): Para pasar unas vacaciones. Unas buenas vacaciones en el hospital (risas)

I: Y entonces, ¿qué le pasó?

P: En la primera noche, cuando llegamos, tuve un dolor en el muslo. Me levanté varias veces y no sabía muy bien lo que me pasaba. Al día siguiente fui así al campo de golf, habíamos venido a aquí para jugar al golf, y por la noche tuve más dolor. Entonces llamamos a un médico, al hotel. Le expliqué que había tenido una angioplastia en enero y una endarectomía femoral, también en enero, al mismo tiempo. Cuando me auscultó me dijo que tenía que hacer unas pruebas enseguida en el hospital, así que fui al Hospital Las Américas, donde me hicieron un doppler. Me dijeron algo del bypass, en fin, me advirtieron que era grave y que me tenían que hospitalizar.

I: Ud. entonces ya tiene un bypass de antes…

P: Sí, del 2003.

I: Entonces, cuando le dijeron que tenía este problema, ¿Ud. pensaba que encontrarían alguna solución? ¿Qué pensaba que le iban a hacer?

P: Yo oí uno de los médicos en el Hospital de las Américas decir que era grave, que tenían que hospitalizarme, que no me podía mover, que no me podía ir… Pregunté si podía marcharme, quizás al día siguiente, para volver a Francia, pero el médico me respondió que para nada, que no me podía mover. Cuando vieron el doppler me dijeron que lo mío era grave. Entonces, claro, qué podía hacer, uno tiene que seguir, tiene que hacer lo que le dicen, no tiene elección. Uno solo quiere que intenten curarlo.

I: Claro, al oír que era grave, Ud. se preocupó.

P: Sí, pero ya había tenido problemas antes, no estaba del todo sorprendido. Me habían hecho un control un mes después de la angioplastia en enero. El médico me había dicho que todo estaba bien, todo abierto y que tenía que hacer otro control ahora en mayo, el segundo control tras la angioplastia y la endarectomía. En el control del mes de enero me dijeron que todo estaba bien.

I: Entonces claro que no se imaginaba que algo le podía pasar.

P: No.

I: A pesar de esto, ¿Ud. pensaba que en un sitio turístico como Tenerife existiría la posibilidad de tratarse de forma no invasiva endovascular?

P: No, la verdad que todo era algo borroso, pero bueno, estamos en España, es como en casa (Francia), no me preocupaba estar en un país donde una operación pudiera ser un problema. Tenía confianza en que aquí habría médicos y todo lo necesario para ser tratado.

I: Le comento que el equipo del Prof. Maynar es el primero en España de realizar angioplastia periférica, en el año 1980, hace 30 años.

P: Sí, la verdad es que uno se esperaría esto mas en Madrid o Barcelona u otra ciudad grande en España.

I: En efecto, aquí está el equipo con más experiencia en España. Y no es una técnica muy nueva, hace 30 años que se hace. ¿Ud. piensa que sería bueno que la gente sepa que existen estas posibilidades de tratarse, que haya información?

P: Sí, es importante que la gente sepa que, cuando va de viaje, hay todo lo necesario para tratar un posible problema de salud, seguro. Cuando uno va de viaje, no lo piensa. Por ejemplo, nosotros hemos hecho decenas de viajes y es la primera vez que nos pasa un problema de salud. Es verdad que había tenido problemas antes, pero no me imaginaba que volverían aquí ahora.

I: ¿Querría añadir alguna cosa?

P: Quiero decir que estoy muy contento con la calidad del servicio, de los médicos y todos aquí. Tenía confianza desde el principio, ya que vi que se encargaron enseguida de forma seria. Son médicos competentes y me dieron confianza, desde el principio.

I: Muchas gracias por todo.

Comentario fuera de la grabación:

El paciente no conocía la fibrinólisis como técnica, no le habían hablado de esta posibilidad antes.